User-agent: Mediapartners-Google Disallow: User-agent: * Disallow: /search Sitemap: http://montesacota242.blogspot.com/feeds/posts/default?orderby=updated Construcción del tirante guia del soporte protector de la cadena - Restauración de una Montesa COTA 242

lunes, 14 de febrero de 2011

Construcción del tirante guia del soporte protector de la cadena

Buenas noches a todos.
Despues de una temporada sin escribir en mi blog por motivos laborales (no doy para más) hoy por fin he podido retomar la restauración de mi cota 242, que al paso que va, en vez de una moto pareze que estoy restaurando el monasterio del Escorial...
Bueno, pues hoy voy a explicar como hacer el tirante guia del soporte protector de la cadena.

La pieza en cuestión es la Nº 13 de la lamina.














Lo primero que haremos, es coger una chapa de aluminio de 5 mm de grosor y marcar la pieza con un rotulador permanente.


Una vez marcada, procedemos a taladrar todos los agujeros (los grandes con una sierra de corona de  33 mm para el agujero más grande y de 17 mm para los dos del centro de la pieza). Hay que tener la precaución de lubricar bien la corona con afloja todo para evitar quemarla y para ayudar a cortar el aluminio, pues aun siendo muy blando el aluminio, se forna una especie de anrenilla de las virutas del corte que impiden a la corona avanzar, cosa que no ocurre con el acero.
Los agujeros más pequeños, se realizan con una barrena normal de 6 mm.




Una vez todo perforado, procedemos a recortar la pieza con una radial de disco de los más finos, pues el corte es mucho más limpio.



Cuando tengamos la pieza aproximada al corte, y armandonos de paciencia, cogemos una lima de media caña grande y ajustamos la pieza a la linea marcada con el rotulador.



Una vez limada la pieza, procedemos a lijarla con lija de 80, 360 y 500. Quedará algo así:



Despues de limpiar la pieza, procederemos a curvarla. Para ello necesitaremos una prensa (yo me hize una de sobremesa de 12 toneladas que es una pasada).


Colocamos la pieza en la prensa en la misma posición que se ve en la fotografía anterior y midiendo 35 mm desde el lado que tiene los dos agujeros pequeños plegamos la pieza 20º.


Luego le damos la vuelta, y midiendo de nuevo desde el lado de los dos agujeros  pequeños, medimos 68 mm y plegamos de nuevo 20º (el pliegue coincide con el centro de uno de los agujeros centrales). La pieza quedará en forma de pequeña Z.

Ahora, sin dar la vuelta a la pieza, medimos desde la parte de los agujeros pequeños 105 mm y plegamos 15º.

Por ultimo, dando la vuelta a la pieza y midiendo desde los agujeros pequeños 115 mm, plegamos de nuevo 15º.

Una vez todo plegado, cogemos un avellanador  y lo pasamos a los agujeros de 6 mm hasta que nos quede una medida de avellanado de 13 mm. teniendo cuidado de no modificar el diametro interior, que deberá seguir siendo de 6 mm.


El resultado final, si todo ha salido bien, ha de ser algo parecido a esto:






Bueno, pues de nuevo hemos construido una pieza artesanal para nuestra cota 242, que a este paso va a llevar la mitad de las piezas made in J.L.

Hasta aquí un nuevo brico de restauración, y como digo siempre:
No hay nada mejor ni más entretenido que el famoso "...hagalo usted mismo..."

Espero que os haya gustado mi entrada.
Un saludo a todos.

7 comentarios:

  1. Como se os nota a los asturianos que el metal os tira. :-)

    Estupendo trabajo, caballero.

    ResponderEliminar
  2. Hola Julián, la verdad es que a mi me encanta hacerme mis propias piezas... a mi me relaja ir a mi taller, poner la radio y con paciencia ver como de un trozo de metal sale una pieza para mi cota.
    Por cierto, te había comentado en tu blog que esperaba una GS 1200, pues bien ese dia ha llegado. Hoy he cerrado el trato de una GS Adventure 30 aniversario.
    No veo el día que me la entreguen.
    Un saludo.

    ResponderEliminar
  3. Enhorabuena. No sé si se notan mucho o no los 30 kilos de diferencia entre una y otra, la verdad. Yo lo pensé mucho antes de optar por la mía, y aunque me parece preciosa la Adventure, la uso mucho en ciudad, y los kilos de más me iban a pesar especialmente.

    Con la moto estoy encantado. Es una maravilla, de verdad. Viniendo de una RRR igual la pasas de vueltas, pero tiene un motor delicioso, con un par brutal, y se maneja como una auténtica bicicleta. De verdad que estoy sorprendido de lo bien que va.

    ResponderEliminar
  4. Si señor !...
    Me alegro de que después de un largo periodo hayas vuelto a encontrar tiempo para relajarte en el taller y además explicarnos los detalles.
    A mi también me llena mucho eso de hacerme yo mismo mis piezas, reparaciones, chapuzas, etc...aunque aparte de la "maña" se necesita mucho tiempo y mucha paciencia...

    ResponderEliminar
  5. Hola Jaume, la verdad es que estoy atacado con el turno ecologico de las narices. Trabajo Sabados, Domingos, mañana, tarde y noche, y no me queda mucho tiempo a nada.
    En cuantto a lo de la maña, no hace falta ser ningún manitas, simplemente hay que tener ilusión y ganas.
    Un saludo y a ver si puedo retomar el ritmo poco a poco.

    Julián, el lunes me dan la BMW. El peso por logica se tiene que notar, sobre todo en ciudad, y seguro que no es tan agil como la tuya, pero bueno, nada que no se arregle con un poco de maña y pilotaje jijji. Lo de acostumbrarme no será problema, pues antes de my japonesa, tuve una GS, pero en aquella ocasión la 650, a si que ya se un poco como va el tema.
    Un saludo.

    ResponderEliminar
  6. Venga ánimo Velao !
    En cunato te cambie el turno, vuelta a la "normalidad"...

    ResponderEliminar